La prostodoncia, o prótesis dental, es aquella rama de la odontología que se encarga de devolver la función, anatomía, fonación y estética alteradas del aparato estomatognático como consecuencia de la pérdida de uno o más dientes. Especializados en tratar bocas que han sufrido algún tipo de proceso destructivo o degenerativo, estas prótesis pueden ser prótesis fijas, como un puente o corona sobre implantes, o prótesis removibles, que también pueden ser parciales o completas, según si comprenden un limitado número de dientes o toda la arcada respectivamente.

Lo correcto en ausencias dentarias es sustituirlas lo antes posible ya que, este desequilibrio masticatorio, puede desencadenar una variada patología, que puede extenderse tanto a dientes vecinos como a otros tejidos a distancia y ocasionar desde malposiciones dentarias adyacentes, facetas de desgaste parafuncional y problemas periodontales, a patologías más serias, como cefaleas, dolor facial y alteraciones en la articulación temporomandibular.

La filosofía de Trabajo de Clínica Odontológica Europea nos empuja a trabajar con las últimas técnicas de prótesis fija, tanto sobre implantes como sobre dientes naturales, sin olvidar las removibles en aquellos pacientes que, por motivos concretos, no son candidatos a una restauración sobre prótesis fija.

Clínica Odontológica Europea cuenta, además, con innovaciones en restauraciones fijas para dar solución a los problemas que se presentan en pacientes con falta de espacio y buxismo, utilizando restauraciones de altísima resistencia basadas en el óxido de zirconio estabilizado con litio, material que ofrece la mayor resistencia y tenacidad a la fractura. Este material, Zirconia Prettau®, se utiliza especialmente cuando hay una falta de espacio o en tratamientos con reconstrucción de encía, ya que no se producen fracturas de cerámica.